Comportamiento del perro

El trabajo más importante para un perro es estar pendiente de su dueño, observarlo y descifrar cada pequeña señal para poder interactuar con él, los perros aprenden muy rápido, muchas veces aprenden cosas que no quisiéramos que aprendieran, como ladrar para obtener tu atención. Es por esto que aunque un perro aprenda obediencia básica, puede reaprender viejos hábitos, o aprender comportamientos incompatibles o bien, aprender que no es necesario seguir obedeciendo. El perro aprende durante toda su vida, si somos concientes de eso, podemos enseñarles muchos comportamientos adecuados, es por esto que nosotros pensamos que lo mejor es que el dueƱo aprenda como interactuar con su perro para evitar enseñarle malos hábitos.

Ofrecemos asesorarte y guiarte en el proceso de educar a tu perro.

Nuestros cursos